domingo, 17 de marzo de 2019

MARCO TREBELIO MÁXIMO



Marco Trebelio Máximo (en latín, Marcus Trebellius Maximus) fue un senador del Imperio romano del siglo I, que desarrolló su carrera política bajo los imperios de Claudio y Nerón.

 
Fue designado consul suffectus en 55, y en el año 61 formó parte de una delegación enviada con el objetivo de revisar el censo y los impuestos que se percibían de la provincia de Galia. Trebelio partió junto a los senadores Quinto Volusio Saturnino y Tito Sextio Africano. Saturnino y Africano eran rivales, y ambos odiaban a Trebelio, que les aventajó realizando el encargo mucho mejor que sus competidores.
 
En el año 63 fue nombrado gobernador de la provincia romana de Britania. Trebelio continuó con la política de consolidación de fronteras iniciada por sus predecesores en el cargo, pero fue prudente y no realizó ningún tipo de conquista territorial. Continuó además con la romanización de los territorios britanos que se encontraban bajo dominio romano, y refundó la ciudad de Camulodunum que había sido destruida tras la rebelión de la reina Boudica. La ciudad de Londres creció en riqueza durante su gobierno.
 
En el año 67, la provincia isleña se encontraba suficientemente segura para permitir que la Legio XIV Gemina fuese trasladada. A pesar de todo, la inactividad sembró el descontento entre las legiones destinadas allí y se iniciaron una serie de motines. Trebelio, que no era militar y no sabía tratar con las tropas, fue incapaz de restablecer la disciplina, y una discusión con Marco Roscio Coelio, comandante de la Legio XX Valeria Victrix socavó irremediablemente su autoridad.
 
En el año 69, durante la guerra civil que siguió a la muerte del emperador Nerón, conocida comúnmente como el Año de los cuatro emperadores, las legiones britanas no propusieran a su propio candidato para ostentar el trono, a diferencia de como habían hecho otras fuerzas estacionadas en el continente.
 
Roscio lideró un motín que obligó a Trebelio a huir de la isla, y mostró su apoyo hacia Vitelio, enviando a la Legio XX para que apoyara al general rebelde. Una vez que Vitelio venció a Otón y ascendió al trono, nombró nuevo gobernador de la isla a Marco Vetio Bolano. Vitelio ordenó además el retorno de la Legio XIV, que había sido enviada por su derrotado rival a Britania.


ESTRONGILIÓN


Estrongilión fue un broncista griego. Creador del caballo troyano expuesto en el año 414 a. C. en la Acrópolis de Atenas. Según la tradición, hizo una Artemisa Sotera en Megara y un grupo de musas en Heliconte.




MARCO ANTONIO DICE SOBRE EL VINO


Si quieres tener el seso despierto y mantenerte sobrio, agua el vino cuando desees beberlo.




CLAUDIA LIVILA


Claudia Livia, más conocida por su apodo Livila (la "pequeña Livia") (c. 13 a. C.-31) fue la única hija de Nerón Claudio Druso y Antonia la Menor. Su relevancia en la historia de la dinastía Julio-Claudia se limita a haber sido la esposa y presunta asesina de Druso, heredero aparente del Principado durante el reinado de Augusto y su tío Tiberio. Ella era sobrina nieta del emperador Augusto, sobrina del emperador Tiberio, tía paterna del emperador Calígula, hermana del emperador Claudio y tia abuela del emperador Nerón.

 

Se sabe poco sobre sus relaciones con su familia, aunque Suetonio cuenta que despreciaba a su hermano menor, Claudio, ya que al oír el augurio de que un día llegaría a ser emperador, se lamentó públicamente de tan aciago destino para los romanos. 


Aparentemente sintió resentimiento y envidia de su cuñada Agripina la Mayor, la arrogante esposa de su hermano Germánico, con quien era desfavorablemente comparada, pues Agripina cumplió mejor su deber de producir herederos imperiales a su casa y fue mucho más popular; sin embargo, Tácito informa que Livila era mucho más hermosa, aunque fue bastante desgarbada cuando niña. Al igual que la mayoría de las mujeres del clan Julio-Claudio, fue muy ambiciosa, especialmente respecto de sus hijos varones.

 

Sus maquinaciones con Sejano lograron condenar a su rival y cuñada Agripina la Mayor, así como a los hijos de ésta que fueron excluidos de la sucesión de Tiberio. Descubiertos los complots de Sejano, Tiberio recibió una denuncia sobre la participación de Livila en estos crímenes, pero no se probó que hubiera envenenado a su marido Druso.

 

Fue condenada a morir de hambre, recluida en sus habitaciones por su propia madre, Antonia la Menor, en 31. Su memoria fue maldita por el Senado y sus estatuas fueron quebradas. Persisten muy pocas representaciones de Livila y las que quedan están parcialmente dañadas.


CAYO MARCIO CENSORINO



Cayo o Gayo Marcio Censorino a​ (m. 82 a. C.) fue un político y militar romano del siglo I a. C. parteneciente a la gens Marcia.



Es mencionado por primera vez cuando acusó de soborno a Sila tras su regreso de Asia, pues este había recibido de un rey una suma de dinero por encima de lo estipulado. Sin embargo, no se presentó el día del juicio y retiró la acusación.


Cuando estalló la primera guerra civil, se puso en el bando de Cayo Mario y Lucio Cornelio Cinna contra Sila. Tras la toma de Roma del año 87 a. C., participó en la masacre de sus oponentes. Así, cuando se proscribió al cónsul Cneo Octavio, fue quién lo degolló y llevó su cabeza a Cinna, el cual la expuso en el Foro durante varios días.​


En 83 a. C. Sila volvió a Italia con su ejército dispuesto a luchar contra los populares, quienes, muertos Mario y Cina, estaban bajo el mando de Cneo Papirio Carbón y Cayo Mario el Joven. A mediados de 82 a. C. fue enviado contra Pompeyo, pero fue derrotado por éste en Sena Gálica y huyó ante Carbón.​ Como a Mario el Joven, que se hallaba sitiado en Preneste, comenzó a escasearle el alimento, fue enviado a socorrerle con ocho legiones, pero, emboscado por Pompeyo, fue nuevamente derrotado. Los sobrevivientes, refugiados en una colina, le culparon de la emboscada. Una legión marchó sin orden previa hacia Arímino, mientras que el resto desertó y Censorino tuvo que regresar al campamento de Carbón acompañado únicamente de algunos jinetes.​


En septiembre, Carbón, desanimado por tantas derrotas, huyó a Sicilia y Censorino, junto a Cayo Carrinas y Marco Junio Bruto Damasipo se puso al mando de las legiones que había en Clusio. Pompeyo los atacó causándoles veinte mil muertos y, tras este desastre, huyeron al Samnio, donde el samnita Poncio Telesino había alistado setenta mil hombres para librar a Mario del asedio.​ Sin embargo, Sila cortó los caminos que iban hacia Preneste, impidiéndoles el paso. Ante esto, Telesino decidió marchar sobre Roma, no para reconquistarla, sino para saquearla cual una ciudad enemiga.​ Sila marchó tras él y, el 1 de noviembre de 82 a. C. entabló combate ante las puertas de la ciudad y, con la ayuda de Craso, aniquiló a los enemigos.​ Censorino, al igual que la mayoría de los suyos, fue capturado y degollado el 3 de noviembre, tras lo cual su cabeza fue enviada a Preneste para desanimar a las tropas de Mario, las cuales desertaron inmediatamente.


ANTISTIA


Antistia fue una dama romana del siglo I a. C., primera esposa de Pompeyo el Grande.
 
Antistia y Pompeyo se casaron en el año 86 a. C. por un acuerdo judicial. Tras el saqueo de Asculum, Pompeyo fue procesado por malversación del botín, pero para evitar la condena, acordó con el juez del caso, Publio Antistio, padre de Antistia, que se casaría con su hija si lo absolvía.
 
En el año 82 a. C., murieron los padres de Antistia: él por orden de Cneo Papirio Carbón; ella se suicidó. Sila, entonces, propuso a Pompeyo que se casara con su hijastra Emilia, a pesar del embarazo de la joven. Pompeyo viendo las ventajas políticas de un matrimonio tal, no dudó en divorciarse de Antistia.

ARISTÓTELES DICE SOBRE LO COSTOSO

 

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.