miércoles, 24 de junio de 2015

ANÉCDOTA DE ADRIANO EN LAS TERMAS, CONTADA POR ESPARTIANO



Por eso se hizo famosa la siguiente anécdota jocosa relacionada con las termas. En una ocasión vio a un soldado veterano al que había conocido durante el servicio militar restregándose la espalda y el resto de su cuerpo contra una pared. Le preguntó entonces por qué recurría a los mármoles para rascarse y cuando le oyó decir que lo hacía porque no tenía un esclavo que lo hiciera por él, le dio unos cuantos esclavos y el importe de su mantenimiento. Otro día, sin embargo, varios ancianos empezaron a restregarse contra la pared para provocar la generosidad del emperador. Entonces los mandó llamar y les dijo que se rascaran unos a otros.


( Espartiano )


No hay comentarios:

Publicar un comentario