jueves, 25 de junio de 2015

EL EMPERADOR CARO


Marco Aurelio Caro (en latín: Marcus Aurelius Carus), conocido comúnmente como Caro (c.230 - 283) fue emperador romano desde 282 hasta 283. Durante su corto reinado, Caro luchó con éxito contra las tribus germánicas y contra los sármatas a lo largo de la frontera del Danubio. Durante su campaña contra el Imperio sasánida conquistó su capital, Ctesifonte, pero murió poco después. Fue sucedido por sus hijos, Carino y Numeriano, en un intento por crear una nueva dinastía que, sin embargo, duraría muy poco.


Caro, cuyo nombre antes de convertirse en emperador pudo haber sido Marco Numerio Caro, nació, probablemente, en Narbona(Galia), pero fue educado en Roma. Fue senador, y ocupó diversos cargos civiles y militares hasta ser designado prefecto de la Guardia Pretoriana del emperador Probo. Tras el asesinato de éste en Sirmium, Caro fue proclamado emperador por los soldados. A pesar de condenar duramente a los asesinos de Probo, él mismo fue acusado de complicidad. Parece que no volvió a Roma tras su proclamación, sino que se conformó con enviar una nota informativa al Senado.
MARCO AURELIO CARO Y LOS ENVIADOS DE PERSIA. 
  ( Caro respondió que dejaría a Persia tan desnuda de árboles como su cabeza lo estaba de cabellos)

Concedió el título de césar a sus hijos Carino y Numeriano, otorgando el gobierno de la parte occidental del Imperio al primero, mientras que él y Numeriano se dirigían contra los Persas en la expedición que ya había organizado el difunto Probo. Tras derrotar a los cuados y a los sármatas a orillas del Danubio, Caro continuó avanzando a través de Tracia y Asia Menor y conquistó Mesopotamia y saqueó Ctesifonte, llegando con su ejército más allá del río Tigris. El emperador sasánida, Bahram II, limitado por una guerra civil interna, no podía defender su territorio. Finalmente Probo recibiría por sus victorias contra los sasánidas el título honorífico de Persicus Maximus.
EL EMPERADOR CARO

Sus esperanzas de más conquistas fueron segadas por su repentina muerte, cuya causa fue objeto de controversias. Un día, tras una violenta tormenta, se anunció su muerte. Unos la atribuían a distintas enfermedades, mientras que otros la derivaban de las heridas que recibió luchando contra los hunos o incluso de un rayo que pudiera caer en la gran tormenta que se desató esa noche. El hecho de que estuviese en plena campaña victoriosa y que Numeriano le sucediese en el trono sin oposición sugieren que su muerte pudo deberse a causas naturales.


Al igual que sobre su muerte, existen diferentes versiones sobre su imagen. Según algunos, Caro defraudó las esperanzas de los que le elevaron al trono, y se convirtió en un tirano irritable y suspicaz, acabando asesinado por el siguiente aspirante al poder. Otros opinan que dejó fama de haber sido un buen príncipe e ingresó en las filas de los dioses.



No hay comentarios:

Publicar un comentario