miércoles, 8 de julio de 2015

LOS PRETORIANOS

 

Pros:

1.- Los pretorianos permanecen estacionados en Roma.

2.- El periodo de servicio es mas corto que en otros cuerpos como las legiones o la marina.

3 .-La paga y las condiciones de jubilación son excelentes.

4.- Reciben elevadas pagas extra cuando un nuevo emperador asciende al trono.

5.- Existen buenas perspectivas de promoción con la jubilación.

 

Contras:

1.- De vez en cuando, si el emperador decide salir en campana, hay que luchar.

2 .-Pensándolo bien, en realidad este es el único inconveniente.

 

La Guardia Pretoriana es el destino sonado por todo legionario. Los pretorianos están acantonados en la propia Roma, y solo abandonan la ciudad si el emperador sale de campana. Su paga es mas alta y el periodo de servicio mas corto. Y esta es solo la mitad de la historia. Puesto que la Guardia Pretoriana es la mayor fuerza militar de la ciudad de Roma, su lealtad resulta esencial para la tranquilidad del emperador. Un emperador inteligente se asegurara de que los pretorianos son recompensados con liberalidad por cuidar de su seguridad personal. El final del reinado de Calígula se produjo cuando los jefes de la Guardia Pretoriana decidieron que no estaba capacitado para seguir gobernando, y tras su asesinato fueron también los pretorianos quienes obligaron al Senado a reconocer a Claudio como emperador. Mas recientemente, el emperador Domiciano (asesinado en el 96 d. C.) subió una vez mas el sueldo a los pretorianos, incrementando ademas sus privilegios, aunque su arrogancia los haya hecho bastante impopulares en la capital.

 

Los pretorianos reciben su nombre del praetorium, la tienda de campana ocupada por el general en un campamento del ejercito. Los soldados con la misión de proteger dicha tienda, los pretorianos, terminaron por identificarse con las tropas de elite de los generales. Su particular estatus termino por ser regularizado por Augusto (naturalmente), tomando la Guardia Pretoriana una forma similar a la actual durante el reinado del sucesor de Augusto, Tiberio. El signo astrológico de Tiberio era Escorpio, reflejado en el escorpión que sirve a los pretorianos como emblema. Se organizan en cohortes de 800 hombres cada una, estacionadas en cómodos cuarteles en la colina romana del Viminal. Tienen también una unidad de caballería, los equites singulares Augusti.

 

Los privilegios disfrutados por los pretorianos estarían justificados si estos fuesen seleccionados de entre los mejores soldados de las legiones, pero de hecho la mayor parte de los pretorianos son alistados en su juventud, y existe un fuerte prejuicio a favor de los ciudadanos italianos frente a los provinciales. (No obstante, las habilidades ecuestres de los panonios y los sármatas les dan muchas mas opciones de ser aceptados si solicitan un puesto entre los equites singulares Augusti.) Tras completar los 16 anos de servicio, muchos de estos soldados se reenganchan en las legiones, donde ocupan puestos de oficial como centuriones, mientras que otros se retiran con el considerable botín que el emperador les concede como regalo de despedida. También se producen traslados en la dirección opuesta, especialmente como ocurrió cuando el emperador Vitelio despidió a la Guardia Pretoriana en bloque por haber apoyado a su rival Otón en el 69 d. C., reemplazándola con sus propias tropas de las legiones de Renania.

 


Los mejores pretorianos y aquellos que gocen de mayor favor pueden llegar a ascender al rango de centurión dentro de la misma Guardia Pretoriana, siendo el puesto de Prefecto Pretoriano, comandante de la guardia imperial, el más alto rango al que puede aspirar un soldado profesional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario