domingo, 8 de enero de 2017

ALEJANDRO MAGNO PROFANANDO LA TUMBA DE ÁQUILES, DE LOS ITALIANOS GIOVANNI PAOLO PANNINI, Y JEAN NICOLAS SERVANDONI

PINTURA DE GIOVANNI PAOLO PANNINI

 Tras la muerte de Aquiles, supuestamente por una fecha lanzada por el príncipe troyano París como nos contó Homero, sus restos pudieron ser enterrados en una zona cercana al mar, se piensa que cerca de Aquilea, ciudad griega fundada en su honor en el siglo VI a.C. Pero son varias las ubicaciones que nos ha trasmitido la historia, bañada en la mitología, que hace que algunos incluso duden que este guerrero existiera en realidad. En Helesponto, Tracia, Troya, o incluso en una isla en el mar negro, quién sabe…

Pese al desconocimiento de su ubicación, no pocos fueron los personajes que la buscaron, algunos de la talla de Alejandro Magno, o los emperadores romanos  Adriano o Caracalla.



PINTURA DE JEAN NICOLÁS SERVANDONI






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada