lunes, 9 de enero de 2017

INDÍBIL Y MANDONIO

 Indíbil y Mandonio eran unos caudillos iberos de segunda mitad del siglo III a.c.
 
 Ambos se distinguieron en la lucha por la independencia de sus territorios frente a la invasión de cartagineses y romanos en la Segunda Guerra Púnica (220-201 a.c.).
 
 Indíbil pertenecía a los ilergetes, pueblo ibérico que ocupaba el espacio comprendido entre los Pirineos al norte, el Ebro al sur, el río Segre al este y el Gállego al oeste.
 
Su principal ciudad fue Ilerda (Lérida) y en la comunidad aragonesa fue Bolskan (Huesca). Mandonio, por su parte, pertenecía a los ausetanos, establecidos en torno a Ausa, (la actual Vic en Cataluña).
 
Ambos lucharon en un principio como aliados de los cartagineses contra Roma, pero mientras Asdrúbal Barca preparaba una nueva campaña contra Italia, Publio Cornelio Escipión convenció a Indíbil y Mandonio de que los cartagineses les habían traicionado y les atrajo al bando romano.
 
Ilergetes y ausetanos colaboraron con los romanos en las campañas que les llevaron a arrebatar la península Ibérica a los cartagineses en el 206 a.c. pero pronto descubrirían que los romanos no habían venido para devolverles su independencia, sino para someterles a su dominio, así que Indíbil Y Mandonio se pusieron al frente de una coalición de pueblos distintos en el área aragonesa entre los que estaban también los celtíberos y sedetanos, pero fueron derrotados.
 
Cuando partió Escipión de Hispania en verano del 205 a.c. volvieron a sublevarse. La batalla, en tierra sedetana (ager sedetanus), dio la victoria al romano Lucio Manlio Acidino. Indíbil murió en la lucha y Mandonio y los restantes jefes fueron entregados por los vencidos y ejecutados por Roma.
 
 Desde entonces los ilergetes irán poco a poco adoptando la cultura latina, ya no plantearon problemas militares de importancia y aparecen en el año 90 a.c., luchando junto a los romanos en la misma Italia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada