sábado, 21 de enero de 2017

DIOGENIANO Y LOS PROVERBIOS SOBRE RIQUEZAS


 
Diogeniano fue un gramático griego, originario de Heraclea Póntica, en el Ponto. Su vida transcurrió en el siglo II en la época del emperador Adriano. Según testimonios de Suidas, estas son sus obras: Un Diccionario, sinopsis del Léxico de Pánfilo de Alejandría; una Antología de epigramas (Επιγραμμάτων ανθολόγιον περί ποταμών λιμνών κρηνών ορών ακρωρειών) sobre ríos, lagos y montañas y algunos tratados de Geografía, con mapas de todas las ciudades del mundo.
 
Los proverbios también son contradictorios en cuanto a la riqueza. Por un lado, proporciona oportunidades, así que es bienvenida, pero por otro, provoca desconfianza, por ejemplo por parte del prestatario. También existe la creencia generalizada de que la riqueza se obtiene mediante la traición, el robo y otros medios antisociales. Por consiguiente, el objetivo fundamental es conservar lo que se tiene, en lugar de incrementarlo; se trata de una estrategia decididamente defensiva, conservadora y, por encima de todo, encaminada a la autoprotección. El proverbio «más vale ser pobre en tierra que rico en el mar»  escrito por Diogeniano refleja este tono de prudencia. Si eres pobre, arréglatelas como puedas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada