jueves, 16 de febrero de 2017

CICERÓN DICE A SU AMIGO TITO POMPONIO ÁTICO SOBRE EL PATRIOTISMO DURANTE SU ESTANCIA EN GRECIA



Todo lo de aquí no vale nada en comparación con las colinas de Roma y el sonido de la lengua familiar. El hombre que no ame a su país sobre todas las cosas es un miserable, una criatura desarraigada, capaz de todas las abominaciones, incluso la traición. Porque los dioses de un hombre viven en aquel querido suelo y sólo desea que sus cenizas reposen donde reposan las de sus padres. ¡Oh, mi amada patria! Sólo que pueda contemplarla otra vez más y moriré feliz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada