sábado, 8 de octubre de 2016

CLAUDIO ANTE LA MUERTE DE MESALINA


Se anunció a Claudio, que se hallaba a la mesa, que Mesalina había perecido, sin aclararle si por su mano o por la ajena; tampoco él lo preguntó; pidió una copa y continuó haciendo los honores acostumbrados al banquete. Ni siquiera en los días siguientes dio señales de odio o de alegría, De ira o de tristeza, en fin, de afecto humano alguno…



( Tácito )





No hay comentarios:

Publicar un comentario