domingo, 19 de marzo de 2017

OPROBIOS CONTRA CÉSAR AUGUSTO


Varios oprobios mancharon su reputación durante su juventud. Sexto Pompeyo le acusó de afeminado. Marco Antonio le censura haber comprado al precio de su deshonra la adopción de su tío; Lucio, el hermano de Marco Antonio, pretendía que después de haber entregado a César la flor de su juventud, la vendió otra vez en España a Aulo Hircio por trescientos mil sestercios, acostumbraba a quemarse el vello de las piernas con cáscara de nuez ardiente, con objeto de que estuviesen más suaves. Todo el pueblo le aplicó un día en el teatro, con transportes de maligno regocijo, este verso con que un autor designaba a un sacerdote Cibeles que tocaba el tamboril:

¿Es que no ves de cómo ese afeminado templa el tamboril con sus dedos?.

( De los "Documentos del Vaticano" recopilados por Walter M. Abbot )












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada