domingo, 12 de marzo de 2017

EL TRIUNFO EN LA VEJEZ DE VESPASIANO



Tuvo tan pocas ansias de conseguir cualquier honor externo que el día de su triunfo (a propósito de la destrucción de Jerusalén en 70 d. C.), cansado de la lentitud y pesadez de la procesión, no pudo contenerse y exclamó que se tenía bien merecido este castigo por haber ambicionado en su vejez, de una forma tan insensata, un triunfo, como si se los debiera a sus antepasados o él lo hubiera esperado alguna vez.


( Suetonio en "El divino Vespasiano")





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada